viernes, 20 de marzo de 2015

Asterión

 

«Sé que me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura. Tales acusaciones (que yo castigaré a su debido tiempo) son irrisorias. Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito) están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales. Que entre el que quiera.»

(La casa de Asterión, Jorge Luis BORGES)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada